Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
¡Liberate de las falsas creencias!

¡Liberate de las falsas creencias!

Centro Codex
6 meses, 1 semana

En la transmisión de los ideales y las creencias personales, juegan un papel fundamental la familia y el entorno más cercano de la persona. En las sesiones terapéuticas, muchas veces se manifiestan ciertos pensamientos que impiden el desarrollo adecuado de las interacciones interpersonales, de modo que las personas presentan serias dificultades en esta esfera.

Lo cierto es que, en nuestra sociedad, se mantienen una serie de creencias que no permiten el buen desarrollo de la propia identidad ni el bienestar y equilibro personal.

Dichas creencias se relacionan con nuestros deberes como personas. A continuación, dejamos algunos a modo de ejemplo, así como los legítimos derechos que te pertenecen.

 

Suposición errónea                                                                                      Legítimo derecho

-Es ser egoísta anteponer las necesidades propias a las de los                   -Algunas veces Tú tienes derecho a ser el primero.

demás.            

-Es vergonzoso cometer errores. Debemos tener una respuesta                  -Tienes derecho a cometer errores.

correcta para cada situación.

-Debemos guardar las diferencias de opinión, especialmente si                    -Tienes derecho a tener tus propias opiniones e ideas.

son con quien desempeña un cargo de autoridad superior.

-Hay que ser siempre lógico y consecuente.                                                  -Tienes derecho a cambiar de idea u opinión

-No debemos interrumpir a la gente con preguntas, ya que denota               -Tienes derecho a interrumpir para pedir una aclaración.

estupidez.

-A la gente no le gusta escuchar que uno está mal, así que mejor                -Tienes derecho a sentir y expresar el dolor que sientes.

guardárselo para sí.

-No hay que hacer perder el tiempo a los demás con los problemas             -Tienes derecho a pedir ayuda o apoyo emocional si lo 

de uno.                                                                                                              necesitas.

-Hay que intentar adaptarse siempre a los demás, de lo contrario no           -Tienes derecho a decir que "no".

se encuentran cuando se necesitan.

-Cuando alguien tiene un problema siempre hay que ayudarle.                    -Tienes derecho a no responsabilizarte de los problemas de

                                                                                                                         los demás.

 

Seguro que alguna vez has dicho o pensado alguna de estas ideas, por eso… ¡Anímate a replantearlas y a asumir tus legítimos derechos, verás que se traduce en un mayor bienestar y satisfacción personal al actuar de acuerdo a tus creencias!

Centro Codex