Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Afronta el Estrés cotidiano!

Afronta el Estrés cotidiano!

Centro Codex
1 semana, 3 días

En la sociedad actual estamos expuestos a un gran número de situaciones que nos generan estrés o ansiedad. Compatibilizar la exigente vida laboral con la personal en nuestros días es una tarea sumamente difícil para muchas personas y hace que terminemos el día realmente agotados, ¿te suena de algo esta situación?

Lazarus y Folkman definen las estrategias de afrontamiento como “aquellos esfuerzos cognitivos/conductuales constantemente cambiantes que se desarrollan para manejar las demandas específicas externas y/o internas que son evaluadas como excedentes o desbordantes de los recursos del individuo”.

Dichas estrategias están orientadas a reducir o mitigar los efectos adversos que nos generan los estados de ansiedad y estrés. No obstante, no siempre se consigue.

Las estrategias pueden ser: pasivas (aquellas que mantienen el malestar a largo plazo, ya que no se enfocan en solucionar el problema) o activas (reducen el estrés y promueven la salud al centrarse en la resolución del problema).

¿Sabes cuál sueles emplear tú?

A continuación, te presentamos algunas de las más utilizadas. Las 6 primeras son estrategias activas, mientras que las dos últimas son propias de un estilo de afrontamiento pasivo.

  • Confrontación: intentos de solución del problema de manera directa y que implica cierta agresividad ante la situación asumiendo riesgos.
  • Autocontrol: esfuerzos para controlar los propios sentimientos y respuestas emocionales.
  • Responsabilidad: reconocer el papel que uno ha tenido en el origen y mantenimiento del problema e intentos de poner las cosas en su sitio asumiendo la responsabilidad (autocrítica)
  • Planificación: esfuerzos deliberados para cambiar la situación, acompañados de un análisis lógico de la situación para resolver el problema.
  • Búsqueda de apoyo social: esfuerzos por buscar ayuda y apoyo de los demás, solicitando consejo, información, comprensión o apoyo emocional.
  • Reevaluación positiva: esfuerzos para buscar lo positivo de la situación centrándose en el crecimiento personal y obteniendo una experiencia de aprendizaje positiva.
  • Distanciamiento: esfuerzos por apartarse del problema, no pensar en él o intentar que no nos afecte, minimizando el significado de la situación.
  • Evitación-huida: esfuerzos y acciones dirigidas a evitar o escapar del problema, evitando afrontarlo (utilizar drogas, exceso de deporte o implicarse desmesuradamente en otras actividades)

Si te has identificado con más de una estrategia, no te preocupes, es habitual, ya que el empleo de una u otra depende en gran medida de la situación que te genera malestar. No empleamos siempre las mismas estrategias en todas las situaciones. Sin embargo, te animo a emplear las propias de un estilo de afrontamiento activo, ya que contribuirán a mejorar la situación promoviendo un estado más saludable a largo plazo.

CENTRO CODEX