Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Aptitud y/o competencia en el contexto laboral

Aptitud y/o competencia en el contexto laboral

Jose Vill
5 meses

Aunque resulta compleja y difícil la conceptualización de una persona como competente, hay ciertas características que nos pueden aproximar a la idea que engloba este concepto:

  1. La competencia se entiende como la disposición motivacional de las personas que las conducen a plantearse metas vitales y a producir de forma persistente y esforzada la actividad necesaria para lograrlas.
  2. También se entiende la competencia como la capacidad para identificar los problemas o riesgos potenciales de problemas y buscar soluciones aceptables.
  3. La competencia también está en el repertorio conductual de las personas que poseen habilidades o destrezas específicas, verbales, motoras, de solución de problemas, etc.
  4. La competencia también se entiende en términos de rasgos de personalidad que representan patrones organizados de funcionamiento psicosocial, es decir, de funcionamiento cognitivo, emocional y comportamental.

En definitiva, se entiende que una persona es tanto más competente cuanto más preparada está (madura) para cuidarse y desarrollarse de forma integral, con autonomía y unos niveles de satisfacción y funcionalidad.

Por otro lado sí consideramos por una parte, que la vida de las personas transcurre entre tres ámbitos principales, que son las relaciones de pareja y familiares, el trabajo y las actividades de ocio, y por otra parte, asumimos que inevitablemente todas ellas tienen aspectos positivos y negativos, estaremos de acuerdo en aceptar que la conceptualización de competencia antes descrita, estará enfocada a alguno de estos campos vitales.

"Todos tenemos capacidades, sin embargo, tan solo unas pocas de ellas son las que determinan donde se encuentra nuestro verdadero valor como profesionales. Tener claro cuáles son nos ayudaría a conocernos mejor, a saber cómo destacar, y a ampliar nuestros horizontes profesionales."

En el ámbito laboral la idoneidad de un candidato es esencial y se define no solo por los conocimientos que tenga este, sino por la APTITUD.

¿Qué es exactamente la aptitud? 

La aptitud en este caso se define por las competencias. Las competencias se dividen estre competenciass básicas, técnicas y profesionales/ transversales.

Competencias básicas:

Aquellas que te hacen ser apto para un determinado puesto, bien porque tienes estudios o porque dominas un idioma que es necesario.

Competencias técnicas:

Conocimientos adquiridos después de haber realizado una formación específica. 

Competencias profesionales/transversales:

Aquellas habilidades y aptitudes que ayudan a desarrollar un trabajo de forma exitosa. Sirven para cualquier profesión y se desarrollan de forma personal, es decir, no se aprenden, se ejercitan y se adquieren.  En las transversales son donde entran las 10 competencias más buscadas en el contexto laboral.

  • Proactividad:

Es la capacidad de tomar decisiones y tener iniciativa sin necesidad de que estén encima de ti todo el tiempo. No quiere decir que te conviertas en el `jefe´ pero sí que puedas asumir responsabilidades y ser lo suficientemente autónomo.

  • Capacidad de trabajo en equipo:

Las empresas  de hoy en día, ven esencial que se trabaje en equipo. La capacidad para organizarse y llevarse bien con otros compañeros es una de las cualidades más valoradas.

  • Adaptación:

Es el nivel de tolerancia a los cambios y rapidez a la hora de adaptarse a ellos.

  • Motivación:

Las cualidades más buscadas son el entusiasmo y ganas de aprender y superarse, ello da mucha información sobre la personalidad del candidato.

  • Lealtad:

Cuando entras a formar parte de una empresa lo haces en todos los sentidos. Estar comprometido con la cultura de empresa y los objetivos os hará escalar puestos.

  • Orientación a resultados:

Hace décadas, era normal que una persona trabajase durante toda su vida en una empresa, incluso en un mismo puesto de trabajo. Hoy en día, esta situación se da cada vez menos, por lo que hay que esforzarse por conseguir resultados.

  • Creatividad:

Una competencia muy buscada, no solamente en puestos relacionados con la publicdad.  Se busca a la persona creativa  en cualquier puesto de trabajo. la persona creativa es aquella que ofrece soluciones alternativas, saltándose los estándares para aumentar las ventas o simplemente dando ideas sobre cualquier cosa que se os ocurra.

  • Capacidad de diálogo:

Te valorarán como líder si eres capaz de enfrentarte a situaciones tensas con talante y siendo resolutivo.

  • Comunicación:

La habilidad de relacionarse es esencial y el tener una comunicación fluida y correcta supone la base de cualquier negociación o reunión.

  • Ser organizado, respetuoso y puntual:

Estas tres características dan una idea de muchos aspectos que se consideran básicos en un puesto de trabajo y que tienen que ver con la personalidad del candidato.

Centro Codex Formación