Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
 Perfil clínico del Trastorno de Aprendizaje No Verbal

Perfil clínico del Trastorno de Aprendizaje No Verbal

Jose Vill
3 semanas, 2 días

Centro Codex

Las primeras descripciones del TANV fueron realizadas en 1971 por Jonson y Myklebust. Estos autores aportaron la descripción detallada de un conjunto de niños con dificultad para la apreciación de la comunicación no verbal, incapacidad para comprender el significado del contexto social y con poca habilidad para el aprendizaje académico.

Estas dificultades en el aprendizaje académico relacionadas con los déficits en :

  • Las funciones ejecutivas: organización y formación de conceptos, resolución de problemas, razonamiento abstracto y velocidad de procesamiento de la información.
  • La atención
  • La memoria táctil y visual
  • Percepción de imágenes por la incapacidad de ver el conjunto.
  • Matemáticas relacionadas con el razonamiento y la ubicación espacial.
  • Comprensión lectora.
  • Escritura: trazo, grafía.
  • Las habilidades motoras:  fallos en la coordinación
  • Lenguaje prosódico:  entonación y modulación del volumen, pauta y ritmo
  • Contenido verbal y aspectos pragmáticos
  • Nivel de adaptación y destreza para tratar con material o con circunstancias nuevas.

El perfil neuropsicológico del TANV presenta también deficiencias en la percepción social y las habilidades de interacción social. Dichos problemas podrían ser el resultado de las dificultades en el procesamiento de la información no verbal, lo cual les genera problemas para comprender las expresiones faciales, los gestos y los tonos de voz, provocando fallos y malas interpretaciones de las señales sociales sutiles vinculadas a la comunicación no verbal. Estas dificultades en la interacción social pueden conducir al aislamiento social entre sus compañeros, que algunos niños intentan aliviar interactuando únicamente con los adultos, más agradecidos con sus habilidades verbales, menos sensibles a su torpeza motriz y, en general, más comprensivos.

Sin embargo, para completar el perfil neurocognitivo de estos niños es preciso prestar atención, no sólo a sus déficits, sino también a aquellas habilidades académicas que no sólo están presentes, sino que incluso pueden ser superiores al término medio.

Habilidades preservadas:

  • Habilidades formales del lenguaje. Muchas familias refieren que su hijo ‘habla como un adulto’, con inicio del lenguaje precoz y con un nivel de vocabulario rico
  • Buena estructura del lenguaje (fonología, ortografía, morfología y sintaxis), obteniendo buen rendimiento en la lectura de palabras simples y en la ortografía
  • Habilidades motoras finas
  • Buena memoria mecánica
  • Percepción
  • Atención al detalle
  • Memoria auditiva –especialmente para el material presentado por vía verbal

Los efectos finales de este patrón característico de déficit y de habilidades se evidencia en dificultades académicas específicas y dificultades en las habilidades sociales, siendo el resultado final de esta combinación, la que genera los problemas emocionales que suelen presentar estos niños.

En conjunto, la situación académica y social que viven los niños con TANV contribuye a la presentación de problemas emocionales o psicopatológicos importantes observados en una sintomatología relacionada con la modulación del afecto, la empatía, la ansiedad, depresión y estrés, expresada en ocasiones en berrinches frecuentes y/o somatizaciones como; morderse las uñas, dolores de cabeza, problemas de estómago, fobias…

 

Centro Codex Formación