Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
¿Hablamos de la Psicología Jurídica?

¿Hablamos de la Psicología Jurídica?

Centro Codex
2 meses, 1 semana

 

La Psicología Jurídica es un área de trabajo e investigación psicológica especializada que comprende el estudio, explicación, promoción, evaluación, prevención y en su caso, asesoramiento y/o tratamiento de aquellos fenómenos psicológicos, conductuales y relacionales que inciden en el comportamiento legal de las personas, mediante la utilización de métodos propios de la Psicología Científica.

Ámbitos y niveles de estudio e intervención

La psicología jurídica es uno de los ámbitos de la psicología con más ramas donde los profesionales pueden ejercer sus habilidades. La importancia del psicólogo jurídico en el seno del proceso judicial es fundamental para conocer la mentalidad y el porqué del comportamiento de los implicados en los procesos jurídicos, así como para valorar a las víctimas afectadas por ellos. Pero, además, es el encargado de evaluar y dictaminar la idoneidad de los sujetos en asuntos de adopción, tutelas, herencias, incapacidades, etc.  En definitiva, su trabajo es necesario no solo para juzgar convenientemente de acuerdo a la ley, sino también para establecer los mejores mecanismos de actuación.

El Consejo General de Psicología de España recoge en su página oficial distintos tipos de psicología jurídica

 

1. Psicología Aplicada a los Tribunales o psicología forense. Se refiere a aquellas actividades que el Psicólogo puede realizar en:

·       Psicología Jurídica y el Menor

·       Psicología Aplicada al Derecho de Familia

·       Psicología Aplicada al Derecho Civil

·       Psicología Aplicada al Derecho Laboral

·       Psicología Aplicada al Derecho Penal

 

2. Psicología penitenciaria

En las Instituciones Penitenciarias Españolas las plazas de psicólogos están reguladas por ley, puesto que el sistema penal, según la Constitución Española, se orienta a la reinserción. Estos profesionales de la psicología jurídica trabajan con internos en diferentes áreas

 

3. Psicología judicial (testimonio, jurado)

El Consejo de Psicología lo define como “el conjunto de conocimientos basados en resultados de investigación de los campos de la psicología experimental y social, que intentan determinar la calidad (exactitud y credibilidad) de los testimonios, que, sobre los delitos, accidentes o sucesos cotidianos, prestan los testigos presenciales”.

 

4. Psicología policial y de las Fuerzas Armadas

Esta labor incluye no solo acompañar a las personas que ya trabajan en las Fuerzas Armadas y que se enfrentan día a día con situaciones complejas, sino también participar en el proceso de selección de nuevos agentes.

 

5. Victimología

Los psicólogos jurídicos especializados en la atención a las víctimas trabajan codo con codo con los tribunales y otros órganos judiciales. Además, la ley de asistencia a las víctimas de actos violentos o delitos contra la libertad sexual contempla la creación de oficinas y asistencia a las víctimas en los propios juzgados.

 

6. Mediación

Los psicólogos jurídicos pueden realizar el papel de mediadores en determinados conflictos. Esta vía de solución alternativa de conflictos no es muy conocida en España, pero cada vez se está utilizando más.

 

Funciones del Psicólogo Jurídico

Las funciones del Psicólogo Jurídico en el ejercicio de su Rol Profesional incluyen entre otras, las siguientes funciones:

1. Evaluación y diagnóstico. En relación a las condiciones psicológicas de los actores jurídicos.

2. Asesoramiento. Orientar y/o asesorar como experto a los órganos judiciales en cuestiones propias de su disciplina.

3. Intervención. Diseño y realización de Programas para la prevención, tratamiento, rehabilitación e integración de los actores jurídicos bien en la comunidad, bien en el medio penitenciario, tanto a nivel individual como colectivo.

4. Formación y educación. Entrenar y/o seleccionar a profesionales del sistema legal (jueces y fiscales, policías, abogados, personal de penitenciarías, etc.) en contenidos y técnicas psicológicas útiles en su trabajo.

5. Campañas de prevención social ante la criminalidad y medios de comunicación. Elaboración y asesoramiento de campañas de información social para la población en general y de riesgo.

6. Investigación. Estudio e investigación de la problemática de la Psicología Jurídica.

7. Victimología. Investigar y contribuir a mejorar la situación de la víctima y su interacción con el sistema legal.

8. Mediación. Propiciar soluciones negociadas a los conflictos jurídicos, a través de una intervención mediadora que contribuya a paliar y prevenir el daño emocional, social, y presentar una alternativa a la vía legal, donde los implicados tienen un papel predominante.

 

¿Cómo ser psicólogo jurídico?

  1. Ser Licenciado o Graduado en Psicología
  2. Estar colegiado en el Colegio Oficial de Psicólogos.
  3. Formación especializada que aporte conocimientos relacionados con el derecho y el sistema jurídico español que se puede obtener por tres vías:
  • Haber realizado cursos en instituciones públicas o privadas acreditadas, universidades u otros centros oficiales.
  • Acreditar la realización de prácticas en Psicología Jurídica supervisadas por organizaciones o personas reconocidas para ello.
  • Acreditar experiencia profesional en el área.

 

Títulos que te pueden interesar

Te proponemos nuestros posgrados especializados que incluyen formación teórica, técnica y procedimental avanzada para poder participar en las distintas áreas de la psicología jurídica.

Master en Psicología Jurídica aplicada a los Tribunales Civil y Penal

Postgrado Especialista en Psicología del Testimonio y Credibilidad de las declaraciones

Postgrado Especialista en Intervención multidisciplinar en Violencia de Género

Práctica Psicológica en el ámbito judicial y forense