Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Intervención psicoterapeutica de las fobias

Intervención psicoterapeutica de las fobias

Jose Vill
1 mes, 2 semanas

El miedo es algo muy común en todas las personas, se trata de una reacción natural y adaptativa ante situaciones u objetos que implican un peligro real. El miedo se encarga de activar nuestro cuerpo para huir y protegernos. Es, por tanto, una emoción básica necesaria para nuestra evolución como especie.

Hay miedos que a una edad son normales y que, conforme crecemos, van desapareciendo y por tanto no requieren ningún tratamiento específico. Pero cuando este miedo se da ante situaciones u objetos que no suponen un peligro real ni tampoco es evolutivo, entonces nos encontramos ante un miedo que ya no es adaptativo y es lo que denominamos fobia.

Las fobias son un tipo de Trastorno de Ansiedad, caracterizado por un miedo extremo, desproporcionado, persistente e irracional hacia un objeto, una situación concreta o una actividad determinada. Suele ser un miedo irracional, ya sea por su propia naturaleza o por el nivel de miedo que se experimenta, lo que a menudo lleva a la persona a hacer todo lo posible para evitar la fuente de ese miedo.

 

Tipos de fobias

Existen tres categorías de fobias conocidas como:

  • Agorafobia: temor a encontrarse en situaciones en las cuales la persona no puede escapar o pedir ayuda, por ejemplo: tiendas, iglesias, ascensores, etc.
  • Fobia social: temor a ser vista o juzgada mientras realiza una actividad social, por ejemplo dar una clase, comer delante de los demás, etc.
  • Fobias específicas: temores a objetos o situaciones particulares, por ejemplo: fobia a los animales, alturas, etc.

 

Causas de las fobias

  • Por experiencias negativas directas con el objeto de nuestro miedo.
  • Por haber visto a otras personas teniendo experiencias negativas o mostrando miedo a esos estímulos o situaciones.
  • Por transmisión de información sobre la amenaza; por ejemplo, por avisos de padres-madres, por noticias que hayamos escuchado de accidentes aéreos, por experiencias negativas que te hayan contado…
  • Por vulnerabilidad biológica y/o psicológica a ser sensible al estrés y ansiedad, o determinados factores de personalidad. Esta vulnerabilidad hace más probable que, si hay una de las anteriores causas, es decir, una experiencia que actúe como disparadora, la fobia se desencadene.
  • Además, hay teorías que dicen que hay estímulos que pueden convertirse en fobias con mayor facilidad que otros, ya que algunas situaciones o animales han supuesto una amenaza para la supervivencia de las personas y, por tanto, estamos “preparados” para desarrollar una fobia a ellos con mayor facilidad. Esto quiere decir que será más probable desarrollar una fobia hacia una serpiente que hacia un lápiz, por ejemplo.

 

¿Cuáles son los síntomas de las fobias?

El miedo genera una elevada ansiedad ante la presencia o la anticipación del objeto, situación o actividad fóbica, dando lugar a un intenso malestar que se manifiesta a través de diferentes signos:

  • Síntomas físicos: sudoración, respiración anormal, aceleración del latido del corazón, temblores, escalofríos, dolor en el pecho, sequedad de boca, mareos, dolor de cabeza, etc.
  • Síntomas psicológicos: pensamientos distorsionados respecto a la situación o estímulo.
  • Síntomas conductuales: evitación de la situación o estímulo temido.

 

¿Por qué se mantienen en el tiempo?

El motivo fundamental por el que se mantiene en el tiempo una fobia es que, ante el estímulo o situación temida, la persona al empezar a sentir los síntomas de ansiedad escapa de la misma, de manera que la ansiedad disminuye a corto plazo.

La persona no está el tiempo suficiente en contacto con el estimulo para ver que no es peligroso y acostumbrarse a él.  Y así, cuando se vuelva a presentar, se enfrentará poco tiempo a él, con mucho malestar y con pensamientos catastróficos y, al pasarlo tan mal, volverá a escapar y se reforzará su miedo que se hará cada vez más potente. Sería como una bola de nieve cada vez más grande.

 

¿Cómo se tratan las fobias?

La terapia de conducta es uno de los tratamientos más efectivos para las fobias. El tratamiento psicoterapéutico consiste en:

  • Exposición progresiva a los estímulos fóbicos. Hoy en día,  gracias a equipos como con el que contamos en Códex Psicología, la exposición se puede realizar a través de Realidad Virtual, lo cual resulta muy eficaz para trabajar sobre entornos difíciles de trabajar (por ejemplo: estar en un avión).
  • Entrenamiento en técnicas de manejo de ansiedad.
  • Reestructuración cognitiva orientada a combatir las ideas catastróficas que puedan presentar estas personas.

 

¿Cómo se tratan las fobias?

La intervención conjuga, normalmente, tratamientos específicos, en función del diagnóstico principal, con otros de carácter más general o contextual, en función de las características personales y circunstancias del paciente.

La terapia cognitiva conductual se centra en desarrollar confianza en ti mismo y en dominar tus pensamientos y sentimientos, en lugar de sentirte abrumado por ellos,  aprendiendo a ver de otro modo tus miedos, las sensaciones en el cuerpo y a enfrentar el objeto o la situación que causa miedo de un modo diferente. La terapia cognitivo conductual  implica: 

  • Exposición progresiva a los estímulos fóbicos. Hoy en día,  gracias a equipos como con el que contamos en Códex Psicología, la exposición se puede realizar a través de Realidad Virtual, lo cual resulta muy eficaz para trabajar sobre entornos difíciles de trabajar (por ejemplo: estar en un avión).
  • Entrenamiento en técnicas de manejo de ansiedad.
  • Reestructuración cognitiva orientada a combatir las ideas catastróficas que puedan presentar estas personas.

La Terapia de exposición de realidad virtual  está teniendo un gran impacto en diferentes ámbitos de la salud, especialmente en el de los tratamientos psicológicos. Existe una gran evidencia de la utilidad y la eficacia de los procedimientos y terapia de RV como terapia de exposición para el tratamiento de las fobias.

La RV es una tecnología que permite crear ambientes tridimensionales que simulan la realidad, posibilitando al usuario la sensación de estar ahí, de juzgar como algo real la experiencia en esos ambientes generados por ordenador, permitiendo además interactuar con los objetos virtuales que ayudan a la persona a cambiar, al tiempo que la protegen mientras se produce el cambio.

 

Codex Formación