Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
El  Trastorno del aprendizaje No Verbal  (TANV)

El Trastorno del aprendizaje No Verbal (TANV)

Centro Codex
7 meses

 

Johnson y Myklebust describieron en 1967 por primera vez esta patología. Años más tarde otros autores propusieron otras denominaciones para el TANV como Gillbert, que lo denomina DAMP (Deficit de atención, control motor y percepción) o en la actualidad que también se le conoce  como TAP (Trastorno de aprendizaje procedimental)

El trastorno del aprendizaje no verbal (TANV) afecta al neurodesarrollo y, más concretamente, a las funciones dependientes del hemisferio cerebral derecho. A consecuencia de esto, las personas que lo padecen sufren una marcada diferencia entre el cociente intelectual verbal y el cociente intelectual manipulativo.

El trastorno del aprendizaje no verbal destaca por una disfunción específica en las habilidades motrices, de coordinación, visoespaciales y visoconstructivas, lo cual supone limitaciones en el desarrollo personal, académico, social y emocional que afectan en gran medida al neurodesarrollo y al aprendizaje.

Principales manifestaciones neurocognitivas del trastorno

  • Dificultades para enfrentarse a situaciones nuevas.
  • Adquisición dificultosa de habilidades motrices y de percepción rápida global.
  • Dificultades en la coordinación psicomotora.
  • Buen desarrollo formal del lenguaje y del pensamiento basado en el lenguaje verbal.
  • Dificultades visoperceptivas y de orientación espacial.
  • Disfunciones sociocognitivas.
  • Dificultades académicas.
  • Problemas de comunicación no verbal.
  • Uso inadecuado de la pragmática verbal.
  • Dificultad para comprender las claves no verbales de la relación social (gestos, miradas, intencionalidad, doble sentido, ironía...).
  • Déficits en la cognición social.
  • Dificultades en lectura y escritura (lentitud de los procesos de descodificación y codificación).

Características comunes y diferenciales entre el Trastorno del aprendizaje No Verbal y el Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

En muchas ocasiones el diagnóstico diferencial del TANV con el TDAH es muy difícil de establecer ya que comparten muchas características comunes.

Dentro de las características comunes a ambos trastornos se encuentran:

  • Bajo rendimiento académico/laboral
  • Problemas cognitivos
  • Respuestas conductuales desadaptativas
  • Dificultades procedimentales
  • Dificultades en las relaciones sociales
  • Dificultades a nivel emocional y afectivo
  •  Baja autoestima, sensación de autocompetencia y autoconcepto.
  • Sentimientos de frustración y fracaso
  • Baja tolerancia a la frustración

A pesar de las numerosas características comunes entre el TDAH y el TANV, existe una diferencia fundamental entre ambos, el TANV no suele cursar necesariamente con déficit de atención y dificultad en el control de impulsos e hiperactividad. Ambas características son necesarias según el DSM-V para poder establecer el diagnóstico TDAH. Destacar que el diagnóstico TDAH puede ser comórbido con el TANV, pero no siempre tienen porqué aparecer ambos simultáneamente,

Por todo lo mencionado anteriormente se considera fundamental realizar un buen proceso de evaluación que nos ayude a identificar la problemática y establecer un buen diagnóstico diferencial, con el fin de diseñar un plan de intervención que se ajuste a las necesidades individuales del paciente.

Intervención

El tratamiento del TANV necesita de una atención desde las distintas áreas que pueden resultar afectadas (Personal/individual, académico/laboral, familiar/adaptación social). Así pues, se suele recomendar la terapia psicológica, el refuerzo de las habilidades sociales, el trabajo neurocognitivo, la intervención educativa y la intervención familiar.

Desde la terapia psicológica se recomienda:

  • Entrenamiento neurocognitvo.
  • Estimulación y trabajo sobre las dificultades perceptivas y visoespaciales.
  • Estimulación ejecutiva mediante la instauración de habilidades de pensamiento y resolución de problemas.
  • Trabajar actividades de forma lúdica que impliquen la memoria y la capacidad de velocidad de procesamiento.
  • Estimulación de las funciones atencionales complejas.Entrenamiento en habilidades sociales y el aspecto pragmático del lenguaje
  • Entrenamiento en uso de agenda, calendarios.
  • Técnicas de estudio  y estrategias de aprendizaje.
  • Desarrollo de la Inteligencia emocional.

Si estás interesado en esta área de conocimiento, te recomendamos nuestros  títulos relacionados que impartimos en CODEX.

Postgrado Experto en Intervención Psicoeducativa en los Trastornos del aprendizaje

Master en Intervención Psicoeducativa y Necesidades Educativas Especiales